Cerrar posibilidad de pedir asilo, propuesta de Trump contra migrantes

0
747

Con la decisión del gobierno de Donald Trump de prohibir el estudio del otorgamiento de asilo a quienes traten de entrar al país por sitios que no sean las aduanas autorizadas, Estados Unidos le está enviando un mensaje claro a los migrantes que en Ciudad de México se aprestan a continuar su camino hacia el país del norte.

Después de las duras advertencias del mandatario, de que si los migrantes atacan a los guardias fronterizos, estos pueden dispararles, los Departamentos de Justicia y de Seguridad Nacional anunciaron esa medida, que busca desincentivar el viaje que hacia Texas -a unos 1.200 kilómetros al norte de la capital mexicana, o a 2.800 kilómetros hacia California- pretenden recorrer los más de 5.000 ciudadanos centroamericanos.

La medida no tiene la carga de intención violenta expresada por el presidente estadounidense y en cambio sí es muy sutil y desesperanzadora para quienes entrar a Estados Unidos y optar por el asilo y un permiso de trabajo.

Una vez que la regulación entre en vigencia, lo que ocurriría en los próximos días, los migrantes que ingresen a través de la frontera sur de Estados Unidos solo serán elegibles para el asilo si llegan a los puertos oficiales de entrada.

“Lo que estamos tratando de hacer es canalizar las solicitudes de asilo a través de los puertos de entrada donde tenemos mejores recursos, capacidad y personal para manejar esas solicitudes de manera expedita y eficiente”, dijo un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional.

El plan es un nuevo paso del Gobierno republicano para limitar la elegibilidad de los migrantes en los casos de solicitud de asilo en el país.

“Nuestro sistema de asilo está abrumado con demasiadas solicitudes de asilo sin mérito de extranjeros que generan una gran carga sobre nuestros recursos, lo que nos impide otorgar rápidamente asilo a quienes realmente lo merecen”, dijeron la secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen y el fiscal general interino Matthew Whitaker en un comunicado.

En síntesis, bajo la modificación, a la espera de una proclamación oficial de Trump, los inmigrantes que cruzan de forma irregular la frontera no podrían solicitar asilo en el país y solo podrían hacerlo quienes acceden por puntos de acceso autorizados.

“Hoy, utilizamos la autoridad que nos dio el Congreso para prohibir (el acceso) a los inmigrantes que violan cualquier suspensión presidencial sobre llegadas (al país) u otra restricción para poder ser elegido asilado”, dijo el Departamento de Seguridad Nacional.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here