La guerra sucia en redes supera lo conocido en presidenciales en Brasil

0
493

RÍO DE JANEIRO. La desinformación en las redes sociales alcanzó un nuevo pico en la lucha por la presidencia en Brasil, con el uso hasta ahora inédito del WhatsApp para tratar de manipular al electorado.

La Policía Federal investiga la diseminación de informaciones falsas contra los dos contendientes de la segunda vuelta: el ultraderchista Jair Bolsonaro, gran favorito, y su adversario de izquierda Fernando Haddad.

El principal campo de batalla de esta guerra en línea es WhatsApp, el servicio de mensajería instantánea propiedad de Facebook, que tiene unos 120 millones de usuarios en un país de casi 210 millones de habitantes.

“Es la primera vez que en una democracia estamos observando el uso de WhatsApp para difundir noticias falsas”, declaró este jueves en Sao Paulo Laura Chinchilla, expresidenta de Costa Rica y jefa de la misión electoral de la Organización de Estados Americanos.

El diario Folha de Sao Paulo reveló recientemente que varias empresas financiaron el envío de cientos de millones de mensajes contra Haddad antes de la primera vuelta del 7 de octubre.

Las compañías habrían contratado “paquetes” de envío de mensajes a contactos provistos por agencias de marketing digital, por un precio de hasta 12 millones de reales por contrato (USD 3,24 millones).

En respuesta al escándalo, WhatsApp anunció el bloqueo de unas 100.000 cuentas.

A raíz de estas revelaciones, especialistas recomendaron disminuir el límite de reenvíos -que en Brasil ya fue reducido de 250 a 20- a fin de evitar la difusión masiva de propaganda y noticias falsas.

Pero la compañía afirma que no pretende modificar ese tope por ahora.

La justicia electoral abrió una investigación a pedido del Partido de los Trabajadores (PT) de Haddad.

Bolsonaro niega tajantemente cualquier implicación e incluso amenazó al diario Folha con quitarle los recursos de publicidad oficial si es electo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here