Más de 40,000 nicas buscan protección en Costa Rica

0
376

Entre enero y septiembre de este añounos 52,000 nicaragüenses que ingresaron a Costa Rica se han quedado en su territorio, y más de 40,000 han manifestado al Estado costarricense la necesidad de protección, revela el informe preliminar de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que estuvo de visita en Costa Rica entre el 14 y 18 de octubre de este año.

“De acuerdo a la información recibida por parte del Estado costarricense, se estima que desde enero hasta septiembre de 2018, alrededor de 52,000 (nicaragüenses) ingresaron a Costa Rica y se han quedado en el país. Por otra parte, la información suministrada indica que al momento de la realización de la visita se registraba un total de 40,386 personas que habían manifestado necesitar protección internacional en Costa Rica”, detalla el reporte.

Agrega que de los 52,000 nicaragüenses, un total de 13,697 personas habían formalizado ante las autoridades migratorias, su solicitud de asilo en el vecino país del sur.

“En este sentido, la CIDH observa que los meses en que se recibió un mayor número de solicitudes de reconocimiento de la condición de refugiado por parte de personas nicaragüenses han sido los meses de junio a agosto de 2018 (3,344, 5,279 y 4,055, respectivamente), cuando empezaron a evidenciarse otras formas de represión, criminalización y persecución en Nicaragua”, indica.

Puntos ciegos y albergues

Durante su visita a territorio costarricense, la CIDH estuvo en el puesto fronterizo de Peñas Blancas, donde pudo “observar la parte del recorrido que realizan las personas nicaragüenses por senderos y pantanos para cruzar por “puntos ciegos” a Costa Rica, saltando el muro fronterizo”.

Asimismo, la delegación del organismo humanitario visitó el Centro de Atención Temporal de Migrantes (Catem), ubicado en el municipio de La Cruz; “donde entrevistó a personas nicaragüenses que solicitaban asilo y con necesidades de protección internacional y pudo constatar directamente las precarias condiciones en las que se encuentran albergadas”.

La misión de la CIDH también estuvo en el municipio de Upala, donde funciona el albergue del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) para niños y adolescentes migrantes no acompañados “y observó sus buenas condiciones y programas de atención”.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here