Colombia Choque de trenes en salas de la Corte por doble instancia

0
287

La Sala Civil de la Corte Suprema de Justicia tumbó una condena que la Sala Penal de ese alto tribunal había impuesto contra el exsenador Martín Emilio Morales Diz por traficar cocaína desde San Antero (Córdoba) en alianza con bandas criminales, e intentar asesinar a una persona a la que le debía dinero.

La Sala CIvil aseguró que se le violó su derecho al debido proceso en el fallo del pasado 31 de mayo, porque Morales Diz no pudo acceder a la doble instancia.

En este caso, la Sala Civil envió su decisión a la Sala de Juzgamiento en Primera Instancia, recién creada en el alto tribunal, para que revise el proceso, de forma que su sentencia pueda tener una apelación. Esta sala está hoy conformada por dos magistrados que tendrán que estudiar el caso. 

En la decisión de la sala Civil, con ponencia del magistrado Ariel Salazar Ramírez, la corporación aseguró que la Sala Penal incurrió en un defecto procedimental por desatender los cambios que trajo la ley de doble instancia, que entró en vigencia el pasado primero de enero, y que les permitió a los congresistas poder apelar las primeras sentencias condenatorias en sus casos.

Para la Corte, además del debido proceso, a Diz se le violó el derecho “a la igualdad, lo cual habilita la intervención del juez de tutela para conjurar la ostensible transgresión a las garantías fundamentales del peticionario del amparo”.

Diz aseguró en la tutela que “por su condición de afrodescendiente se le dio un trato discriminatorio, odioso y diferenciado frente al también exsenador Luis Alfredo Ramos Botero, por cuanto su expediente sí fue enviado a la Sala Especial de Primera Instancia”.

La Sala Civil asegura que la Sala Penal hizo caso omiso de las nuevas reglas de juego que trajo la ley de doble instancia al continuar con el juicio contra Morales Diz. “Si la enmienda (la ley de doble instancia) por su carácter constitucional, es de aplicación inmediata, no hay razón que justifique que al tutelante se le nieguen sus derechos a serjuzgado por la autoridad judicial competente y con observancia de la plenitud de las formas propias de cada juicio”.

Según la Sala Civil, cuando se dictó el fallo contra Morales la Sala Penal no podía reafirmar su competencia condenándole, sino que debía enviar ese proceso a la Sala de Juzgamiento en Primera Instancia. 

Contra Morales Diz, quien había sido condenado a 25 años de prisión, se inició un proceso penal porque Yoiner Enrique Sánchez Gutiérrez, alias ‘el Chiquito’, aseguró que el exsenador convino con otras personas la creación de una organización delictiva “con la finalidad de sacar del país estupefacientes desde el municipio de San Antero (Córdoba) en Centroamérica”.

Esa red criminal operó desde el 2005, época en la que Morales era alcalde de San Antero, hasta el 15 de mayo del 2012 cuando ya era senador de la República.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here